Exploran en escena “la dualidad del bien y el mal, así como la libertad de elegir”

  • Estrenan obra inspirada en El maestro y Margarita, de Bulgákov, en el teatro El Milagro.
  • Luly Rede propone y dirige una adaptación libre de esa novela del autor soviético.

Inspirada en la famosa novela El maestro y Margarita, de Mijail Bulgákov, hoy se estrena en el Teatro El Milagro el montaje Siete, con versión libre y dirección de Luly Rede, quien retoma las fechorías en la ciudad de Voland (el Diablo) y su grupo de secuaces, el trabajo del maestro, quien escribe una novela sobre Poncio Pilatos y Joshua y la amorosa relación entre el maestro y Margarita.

La puesta en escena busca reflejar la dualidad del bien y el mal en el ser humano, así como la libertad que se tiene para elegir hacia dónde queremos inclinarnos y de esa manera decidir nuestro destino, al considerar que siempre caminamos sobre esa línea y en cualquier momento podemos caer de un lado o del otro, de ahí la necesidad de un equilibrio, explica Rede en charla con La Jornada.

Se trata de una adaptación en la que se retoma “el espíritu y las atmósferas que maneja Bulgákov en su novela.

“Me interesó mucho, entre otras cuestiones –comenta la creadora escénica–, las atmósferas citadinas, no precisamente los lugares geográficos, sino el trajín que se vive en la urbe, con su caos, su prisa, donde no nos miramos a los ojos y estamos absortos en nuestro propio andar cotidiano y, sobre todo, poco humano.”

Humor negro y sátira

En el montaje, detalla Luly Rede, se refleja la historia del maestro, un escritor frustrado, quien vacía toda su vida en una novela, la cual es plagiada por otra persona que la divide en fragmentos y la publica en un periódico; como el maestro es una persona bastante sensible, no soporta ese hecho.

Al mismo tiempo se presenta la historia de la novela que el maestro escribe en torno a Poncio Pilato. “Aquí hice una adaptación –explica Rede– en la que de alguna manera humanizamos a los personajes, como son Joshua, Caifás y Pilato. Es una escena que se basa más en la historia que en la teología; en la que Pilato se ve obligado a ejercer su poder y sentenciar a una persona inocente, debido a que quiere conservar su cargo público”.

De modo paralelo aparecen también otros dos escritores que forman parte de un grupo literario, pero que ejercen su trabajo de manera burocrática, como una obligación. Aquí, uno de ellos, que es poeta y también escribe sobre Pilato, defiende su punto de vista cuando se enfrenta con Voland, pero será el Diablo quien le juegue al poeta una broma para que se dé cuenta que el destino no lo maneja él.

Como parte de la adaptación, el grupo de secuaces de Voland se sintetizan en un sólo personaje, de nombre Chantre. De igual manera, aquí es otro el final que tienen el maestro y Margarita.

La propuesta escénica utiliza pocos objetos, como una escalera de metal, paraguas y llantas de automóvil, que junto con la iluminación crean diferentes atmósferas, dice la directora.

No dejamos pasar por alto el ácido humor negro y la sátira que contiene la propia novela de Bulgákov, con las acciones de Voland y Chantre, quienes en la puesta en escena terminarán saliéndose con la suya y ganando más almas para su causa.

Con las actuaciones de Miguel Pérez Enciso, Jorge Chávez Caballero, Julio Perea Guillén, Paula Comadurán, Alicia Lara e Israel Velasco Alfaro; música original de Omar González; vestuario de Óscar Vázquez, e iluminación de Vladimir Bojórquez, Siete se estrena hoy a las 20 horas en el Teatro El Milagro (calle Milán 24, colonia Juárez). Funciones de lunes a miércoles a las 20 horas.

Fuente: La Jornada

Leave a reply