Escena

El arte escénico es mi campo de formación, este ha representado para mí una búsqueda constante, un camino no trazado y mucho menos lineal. Al andar en estos múltiples senderos y variadas bifurcaciones he encontrado personas, compañeros, amigos y enemigos, todos y cada uno con su propia voz, con sus propios caminos. En estos encuentros se hacen palpables coincidencias y diferencias, pero la escena nos ha permito siempre experimentar una de las cualidades más connaturales del ser humano: la comunicación. Esto para mi es el valor y significado máximo del hecho escénico, sin importar géneros, estilos, formas, edificios o contextos, siempre apelar a la generación de diálogos, con uno mismo, con los otros y para otros.