Ejercicios Imperfectos

Mis pensamientos, recuerdos, anhelos, todo aquello que mis ojos ven, lo que escucho y palpo con mis manos confluyen en múltiples líneas trazadas sobre una hoja de papel, que me revela quien soy. Es la imagen imperfecta de que tan imperfecto soy, y entonces dejando de lado el miedo que me causa mi propio reflejo, me aventuro a seguir probando, a continuar escarbando cada vez más profundo solamente acompañado de mis herramientas: Lápiz, tinta, papel y pintura.